Con tu ayuda entregamos la calidez de un hogar a cientos de niños en riesgo social

Tu aporte = Cientos de sonrisas


El espíritu que inspira a Regazo

 





50 años de historia, 400 años de carisma
   

Una de las maneras más asertivas de conocer la relevancia de una organización solidaria en el entramado social e histórico, es trabajar sobre la base de preguntas relativas a las motivaciones que un día permitieron su constitución y, a su vez, preguntar sobre los desafíos que la motivan hacia el futuro. Porque en este sentido, podemos estar más claros en torno a su actual quehacer y también comprender los factores que la direccionan hacia nuevos rumbos en el marco de una sociedad dinámica, participativa, crítica y diversa.

Por el mismo lado, en el proceso de institucionalizar una acción solidaria resulta fundamental ser conscientes que todo proceso tendiente a la superación de la pobreza, exige el despliegue externo de la asociatividad en el campo de la sociedad civil y la conformación de una ética institucional basada en la autopercepción, la transparencia y la adaptación. En otros términos, toda naturaleza organizacional que se tilde de solidaria, debe desarrollar estructuras de gestión acordes a las actuales problemáticas sociales y, por ende, acciones comunicativas que repercutan en la opinión pública.

Bajo las anteriores premisas, las cuales nos permiten tener una perspectiva global de nuestra tarea como institución solidaria, y correspondiendo al espíritu que nos motiva, es que nos acercamos a conversar con la Presidenta de la Fundación Regazo, la Hermana María Isabel Ruiz, también actual Visitadora de la Provincia Nuestra Señora de la Misión América Sur, la cual congrega a 5 países: Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay. 

 

Varios de nuestros socios/as y benefactores/as, que por años han colaborado con nuestra obra, no tienen clara noción de la espiritualidad que hay detrás de cada acción de Regazo. Quizás ellos/as reconocen a las Hijas de la Caridad como fundadoras de esta institución, pero no conocen los pilares espirituales o carismáticos que motivan cotidianamente esta obra ¿qué espiritualidad actualiza la obra solidaria de Regazo año a año?

La Fundación Regazo fue pensada y creada por la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente  de Paúl a partir de la experiencia del amor hacia los más vulnerable. Nosotras llevamos en Chile 163 años, desde la llegada de las primeras 30 hermanas a Valparaíso el 15 de marzo de 1854. Su primera labor fue hacerse cargo de los Hospitales San Juan de Dios y San Francisco de Borja en Santiago. Con los años las obras se fueron multiplicando, hoy estamos presentes a lo largo de Chile sirviendo con amor a niños y niñas en Hogares y Casas de Acogida, a la tercera edad en Hogares, a enfermos en el Hospital El Salvador además de contar con una red de 9 colegios. Esa es nuestra historia concreta. En cuanto a la espiritualidad que nos motiva, ella tiene como principio hacer efectivo el Carisma de SAN VICENTE DE PAÚL y de SANTA LUISA DE MARILLAC. Nuestro carisma consiste en dar atención integral a los hermanos y hermanas empobrecidos, porque en ellos se reconoce la presencia del mismo Cristo. La Fundación Regazo, por su lado, bajo este mismo carisma de amor al más necesitado, comenzó acogiendo a un grupo de niñas muy pobres cuyas familias vivían en el Zanjón de la Aguada en la comuna de San Joaquín, hoy Pedro Aguirre Cerda. Se las acogió en una casa con características familiares y las  Hermanas se hicieron cargo de su cuidado y formación. La espiritualidad que motiva y sustenta a Regazo es una que llama a obrar con un servicio realizado por el Amor, desde los valores de la HUMILDAD y la SENCILLEZ.

 

En un mundo donde se espera que la sociedad civil cumpla un rol fundamental en la lucha por la superación de la pobreza, siempre en conjunto con el Estado y la empresa privada ¿cuáles cree usted que son los pasos que las organizaciones solidarias, en particular Regazo, deben dar pensando siempre en los sectores más postergados y vulnerables de la sociedad chilena?

Siempre, por cierto, tener una mirada aguda para descubrir a los verdaderamente pobres de nuestra sociedad. Segundo, trabajar en red con instituciones del Estado y particulares que estén motivados por la responsabilidad social, ya que solas no podemos dar respuestas eficaces a todos los contextos de pobreza, vulneración de derechos, abandono, etc. Otro punto importante, es organizar y gestionar proyectos a corto, mediano y largo plazo que respondan a las necesidades reales de los más pobres. Involucrar a las personas en situación de pobreza en estos proyectos, permitiéndoles que se conviertan en agentes de su propio desarrollo, es una de las más importantes motivaciones de nuestra espiritualidad llamada vicentina.

 

¿Qué nuevas pobrezas ha detectado la Compañía de las Hijas de la Caridad en Chile y cuáles son sus obras más significativas en este sentido? ¿dónde buscan instalarse con soluciones concretas?

Los MIGRANTES y sus familias que se encuentran desprotegidos en todos los sentidos, que no logran regularizar su situación legal en el país, que viven hacinados, que no encuentran trabajo, que no cuentan con cupos para la educación de sus hijos e hijas son nuestra prioridad. También los ANCIANOS cada vez en mayor número, que viven en grupos familiares con muy poco espacio físico para ellos/as y que a diario tienen que lidiar con pensiones mínimas. Estos dos grupos representan para nosotras un problema real y digno de acoger, acompañar y promover. Como Compañía de las Hijas de la Caridad hemos abierto DOS CENTROS para el cuidado de niños y niñas hijos de migrantes, uno en Iquique y otro en Punta Arenas, además de estar en pleno proceso de abrir un JARDÍN INFANTIL INTERCULTURAL con capacidad para 100 niños y niñas, también hijos de migrantes, en la Comuna de Independencia. A su vez, para la atención de los ancianos, hemos creado un CENTRO DIURNO en Punta Arenas con capacidad para unos 40 adultos mayores y nos hemos hecho cargo del Hogar San José de Tomé mediante un Convenio Colaborativo con el Arzobispado de Concepción.

Sabemos que el Carisma Vicentino cumple 400 años de existencia, por lo tanto ¿qué están preparando para su celebración? ¿cuál es el lema que convoca? ¿qué están articulando las obras de caridad vicentinas en Chile?

El lema que nos aúna es “FUI FORASTERO Y ME ACOGISTEIS”, palabras de acogida y hospitalidad presentes en el Evangelio de San Mateo (Mt 25,35). Desde aquí las Hijas de la Caridad, hemos solidarizado con las familias que perdieron sus casas en el incendio de enero en la Séptima Región, mediante pequeños proyectos que les están permitiendo tener una fuente de trabajo. En todas nuestras instituciones, ya sea en las educativas y sociales, se están desarrollando programas de formación en el Carisma Vicentino y la realización de acciones concretas en beneficio de los más pobres. En particular, invitamos a todas y todos nuestros colaboradores a la celebración masiva del 27 de SEPTIEMBRE en la Catedral de Santiago con participación de todas las Ramas de la Familia Vicentina en homenaje a SAN VICENTE DE PAÚL y su gran obra de Caridad que perdura en el tiempo, y por cierto en la obra de la Fundación Regazo.

 

 

* Si quieres obtener más información sobre las obras de las Hijas de la Caridad en Chile, visita los sitios web:

    www.hijasdelacaridad.net

    www.revic.org

   





VIDEO DESTACADO

AUDIOS DESTACADOS

GALERÍA DE IMÁGENES

Rut: 70.012.280-8
Dirección: Santa Teresa de Los Andes 4141, Macul
Teléfonos: 6005109000
Mail: fundacion@regazo.cl

Síguenos y comparte nuestras redes sociales